de Buenos Aires a Capilla

Uno de los mayores cambios de toda mi vida

Fui nacida y criada en Capital Federal, Buenos Aires, acostumbrada a vivir cerca de avenidas donde siempre salir a la calle significaba escuchar bocinazos, gente chocándote al pasar, medios de transporte público por doquier, y demás comodidades e incomodidades de la urbe.

A medida que me empecé a conectarme espiritualmente (mi despertar de consciencia data en el 2015 aprox) fui buscando más y más conexión con la naturaleza; uno de mis primeros viajes dentro de esta búsqueda fue a Capilla del monte, Córdoba, me habían dicho que tenía una energía muy especial el lugar por estar a pies del cerro Uritorco, y debido a que este contiene en su interior muchísima cantidad de cuarzo se siente mucha potencia energética.
También sabía que este lugar es muy conocido por el avistaje de ovnis, cosa que siempre llamó muchísimo mi atención.

En mi primer viaje contacté a una persona que te llevaba a hacer avistaje de luces (naves), fui con mi novio de ese momento y flasheamos mucho, es increíble lo que se ve, vimos una flotilla de varias naves en forma de triangulo medio anaranjadas que se movían de una manera muy particular y la energía que nos dejó al volver fue tremenda, una experiencia realmente conmovedora que me hizo sentir el primer crush con Capilla.

Luego visité diversos lugares de naturaleza viva alucinantes con muy poca intervención de la mano del hombre lo cual hizo que quedé perdidamente enamorada de Capilla del monte.

Después de eso vine a vacacionar cuatro veces más, hasta que la última vez me trajo un amigo por unos días medio de “casualidad” y me terminé quedando cuatro meses sola.

Siempre que vine sola nunca estuve realmente sola, conocí gente increíble, la mayoría eran de Buenos Aires que se habían venido en busca de paz y conexión con el ser, muchxs de ellxs me decían “Capilla te abduce, te vas a terminar viniendo a vivir acá”, mismo mis seguidores al verme que venía tan seguido y estaba tan conectada con este lugar me decían “por qué no te quedas a vivir allá, si tu trabajo es virtual y podés hacerlo desde cualquier lado!”
Y la verdad que si, tenían razón no tenía nada que me ate a la ciudad y mis ganas de estar conectada con la magia y energía de la naturaleza la mayor parte de mi vida eran más grandes que la “comodidad” de la ciudad.

Mientras estuve en Capilla esos cuatro meses, tenía un pensamiento recurrente que me decía yo podría vivir acá tranquilamente, y si me mudo acá? Cómo sería vivir acá? Qué comodidades de la ciudad estoy dispuesta a dejar para venirme a vivir a un lugar tan alejado de mi Buenos Aires natal?

Seguidores que veían mis historias en lugares increíbles me decían “no vuelvas! Es una trampa jaja”.
Lo cual me hacía pensar cada vez más en tomar la gran decisión de irme de Capital.

El último día de estadía en mis largas vacaciones cuando estaba devolviéndole las llaves al chico de la inmobiliaria que me alquiló el dpto donde paré le pregunté (sólo por curiosidad) cuánto estaba saliendo una propiedad en Capilla Del Monte y me dijo, depende de lo que busques actualmente, pero mirá, tengo justo una casa muy bonita que le han bajado su precio y está recién construida, te muestro fotos… al verla instantáneamente me vi a mi misma en el jardín de las fotos colgando la ropa mirando el cerro Uritorco, me vi haciendo algo cotidiano en un paisaje de vacaciones, me vi relajada haciendo cosas de la casa pero vacacionando 24/7, inmediatamente al sentir esa imagen dentro de mi pecho me pongo a llorar, se me caían las lagrimas de felicidad y emoción, me desbordaba de amor visualizarme ahí así… y si, sin dudas era ahí, esa casa, me lo estaba dictando el cora.
El chico de la Inmóbiliaria al verme así me dice estás bien? Si si, es que sentí que esa iba a ser mi casa, yo voy a estar viviendo ahí lo sé, jaja bueno me encanta Je me dice, después te digo como hacer la seña y demás tramites.

Me fui de ahí súper feliz, con la certeza de que estaba cada vez más cerca de llevar a cabo mi sueño de vivir cerca de la naturaleza, en la paz y belleza de las sierras. 🍃🙏🏼

Unas semanas de este episodio, justo se había disparado el Bitcoin y yo tenía guardado algo por cobros de Celeb (plataforma donde vendo mi contenido xxx) y con esa diferencia de precio por el aumento fue que me di cuenta que sin darme cuenta tenía el dinero disponible para comprarme la casita que había visto.
A la semana le mandé mil dólares en crypto al chico de la inmobiliaria para señarla, ciegas xq no la había visto aún pero súper confiada en mi intuición y sentir; sólo quedaba viajar a firmar contrato.

Al tiempo me vine a Capilla a escriturar, me trajo un fuxer (seguidor) que comenzó siendo cliente y hoy es mi amigo, antes de firmar me vine a conocerla y era tal como la sentía, ideal, era MI CASITA SOÑADA, así que con mucho felicidad escrituré 😸

Cuando lo conté en Telegram en seguida me ofreció servicios de pintura y arreglos un fuxer que me transmitió mucha confianza y le hice llegar las llaves para comience con refacciones para que vaya quedando más bonita aún, y la verdad que el universo me bendijo porque laburó increíblemente bien! Tanto así que le dije que le regalaba una cogida cuando llegara de regalito en gratitud por bien que hizo su trabajo 😋

Y así fue como el universo en colaboración con mi sabio ser me guiaron hacia algo que buscaba por todos lados y no encontraba, MI LUGAR, Capilla del monte, donde encontré la tan buscada paz, donde tuve los mayores revelaciones de verdad y conexión, donde más siento todo, donde más me expando, donde mi alma sonríe y se acomoda ❣️✨

Un nuevo ciclo comienza y si bien tengo muchos miedos pues estoy sola y bastante lejos de todo lo conocido, me siento segura, confiada y asistida por universo que me trajo hasta aquí, voy con el corazón abierto a todo lo que vendrá, con la certeza que estoy donde tengo que estar, y que todo lo que suceda me nutrirá el alma, confiando en el camino y gozando cada paso. 💓

Hacer un comentario

Ir Arriba
¡Contenido Exclusivo!